Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información CERRAR
TRES EXPOSICIONES PARA DAR LA BIENVENIDA AL VERANO CON EL ART PALMA SUMMER
Eventos2021-06-09

Violets are blue es el título de la primera exposición en España de la joven artista canadiense Larissa Lockshin.

Rachel Howard y Sofia Stevi son las protagonistas de Meeting House, proyecto en el que ambas artistas se acercan a un mismo lenguaje con posturas aparentemente antagónicas.

En el espacio Pelaires Cabinet podrá verse la obra de Alain Urrutia en la que es la primera exposición del artista en Mallorca.


La Galería Pelaires presenta tres exposiciones con motivo del Art Palma Summer, que se celebra este jueves día 10 de junio entre las 18 y las 21 horas. En la planta baja podrá verse Violets are blue, de Larissa Lockshin; Meeting House, de Rachel Howard y Sofia Stevi, ocupará la planta noble; y Conticinio, de Alain Urrutia, en el Pelaires Cabinet. Las tres podrán visitarse hasta el 27 de agosto, los lunes de 15.30 a 19, de martes a viernes de 10.30 a 19 y los sabados de 10.30 a 13.30 horas.


LARISSA LOCKSHIN. Violets are blue.

Es la primera exposición en España de la joven artista canadiense. La Galería Pelaires lleva trabajando dos años con ella, y su obra se pudo verse en la colectiva Cadmio Limón, el verano pasado, junto otras nueve artistas, y también en ARCO Lisboa 2020, que se celebró en una edición online.

Larissa Lockshin (1992, Toronto, Canadá) es una artista residente en Nueva York conocida por sus personales y alegres pinturas satinadas en tonos champán. En la exposición en la Galería Pelaires muestra una selección de quince obras de dos de las series pictóricas que lleva desarrollando los últimos tres años.

La artista trabaja dos líneas de pinturas aparentemente diferentes. Por un lado, presenta la mencionada serie de obras por las que es más conocida; los trabajos sobre seda, satinados, que son paisajes ilusorios que mezclan sueños con realidad, a partir de lienzos sencillos, con paisajes principalmente de esquemáticas mariposas y flores irreales. Y, por otro lado, la serie de obras que recuerdan a los artistas franceses de finales del XIX y principios del XX. Especialmente recurre a una iconografía que Degas inmortalizó, como son las series de bailarinas y de interiores domésticos. Lockshin se aproxima desde otro punto de vista, imposible para la época, mucho más contemporáneo y pasado por el filtro de una mirada fresca y joven. Pone el foco en detalles donde otros no lo hicieron.

Pensando en el conjunto de su trabajo, se ve claramente cómo Lockshin -a pesar de pertenecer a una generación de artistas muy jóvenes que han desarrollado su trabajo en plena expansión de las ya no tan nuevas tecnologías-, ha vuelto la mirada atrás de una manera consciente, obviando la velocidad y la dependencia que actualmente nos proporciona una visión artística pasada por el filtro de una pantalla pequeña. La cuestión de cómo el arte puede mantener su valor como objeto físico cuando la mayoría de las obras se ven on line, impulsó a la artista a crear obras de arte que desafían los límites de la reproducción digital, contrarrestando nociones de lo que es realmente la pintura a través de formas poco impresionistas, en gran parte irreconocibles (sobre todo en los trabajos satinados).

En general, Larissa Lockshin desafía las asociaciones, categorizaciones, definiciones y los lenguajes existentes alrededor del arte. Enfatiza la objetividad sobre el contenido de a imagen. Utiliza tinta de impresora, acrílico, barras de óleo, esmalte y yeso. Crea objetos que llegan al espectador y que existen en el espacio liminal entre la pintura y la escultura (es el caso de una de las "esculturas" que se van a presentar en la exposición).

Algunos de sus proyectos individuales recientes son: "Iced Rowanberries", en The Newsstand Project, Los Ángeles (2020); "Elephant Heart"; en Y2K Group, Nueva York (2019); "Odette", en Melanie Flood Projects, Portland (2019); "Bad Dream House" en el American Institute of Thoughts and Feelings, Tucson (2018); "Far Side of the Valley", en la Galeria Albert Baronian, Bruselas (2015) y "Close But No Cigar", en la Johannes Vogt Gallery, Nueva York (2015).


RACHEL HOWARD & SOFIA STEVI. Meeting House.

Meeting house es un proyecto que une en una misma expsoción a dos creadoras con trabajos pictóricos aparentemente antagónicos. Rachel Howard es una artista con la que la galería trabaja desde hace más de diez años, mientras que Sofia Stevi es una nueva incorporación al proyecto de Pelaires.

Rachel Howard, una artista consolidada, de media carrera, representada por algunas de las galerías anglosajonas más importantes del panorama actual (principalmente de Londres y Los Ángeles), con Sofia Stevi, una artista joven que representa una nueva visión de la pintura. Dos maneras de acercarse a un mismo lenguaje: Howard desde un punto de vista más reflexivo, con una pintura de detalle, consciente y monocroma; Stevi, a partir de pinceladas directas, trazos rápidos y contundentes, usando colores estridentes. Howard, recurre al género paisajístico con una mirada naturalista y romántica; Stevi, se decanta por el cuerpo humano, de manera rápida y fresca. Las dos – al igual que Larissa Lockshin y también Alain Urrutia- revisitan los grandes géneros pictóricos de la historia del siglo XX.


Rachel Howard
(Easington, Anglaterra, 1969. Vive y trabaja en Londres)

En su práctica artística, Rachel Howard se preocupa de explorar las posibilidades de la pintura mediante la expresión y la experimentación, para evocar sentimientos de tensión y resaltar la relación entre proceso y resultado. En ocasiones, Howard aborda la pintura de una manera visceral, así performativa. Como resultado, su pintura oscila entre la abstracción y la figuración, la entropía y el orden, la certeza y la vulnerabilidad. A Howard le interesa la carga emocional derivada de la aplicación de la pintura en el lienzo: el estado mental y corporal que se podría inscribir en una obra mediante la aplicación de la pintura. Sus pinturas más recientes, en pequeños y grandes formatos, exploran las cualidades idiosincráticas de la pintura al óleo, dejando de lado las reglas típicas de este medio tradicional.

En esta exposición Howard presenta tres piezas. La más pequeña y abstracta actúa como punto de unión entre su trabajo y el de Stevi.


Sofia Stevi
(Atenas, 1982. Vive y trabaja en Atenas)

Es la primera exposición individual de la artista en España. Licenciada en Bellas Artes en Central Martin's School of Art & Design de Londres, Stevi realiza pinturas, esculturas y trabajos en papel. Sus obras reúnen una amplia gama de referencias, desde la mitología clásica hasta imágenes encontradas en Instagram. También encuentra referentes en la literatura y la filosofía. Su lenguaje pictórico, a partir de líneas amplias, trazos gestuales de líneas y colores, describen la forma con un sentido de juego y animación. Sus pinturas capturan frutos carnosos y suaves contornos corporales con una expresividad similar a la de los dibujos animados. Hechas con tinta japonesa sobre tela de algodón sin tratar, sus obras recuerdan lo doméstico además de tener una alta carga erótica. Los torsos y las extremidades se disuelven en patrones psicodélicos. Su obra se mueve entre lo real y lo irreal. Como ella misma manifiesta, su trabajo es profundamente personal; en su obra explora sus propios deseos y sueños.

Algunas de las exposiciones individuales que ha llevado a cabo son We don't have to learn something new, en Pippy Houldsworth Gallery de Londres (2019); Turning forty winks into a new decade, en BALTIC, Gateshead (Inglaterra), comisariada por Emma Dean (2018); Lizzie & Laura, en The Breeder Gallery, Atenas (2017); y The Equilibrist en el Benaki Museum de Atenas (2016), organizada por el New Museum de Nueva York y The DESTE Foundation, comisariada por Massimiliano Gioni, Gary Carrion-Murayari y Helga Christoffersen.

También ha participado en exposiciones colectivas en el St Ann's Warehouse de Nueva York (2018); en el Kevin Space de Viena (2017); en el Bemaki Museum de Atenas (2016); en el Dio Horia en Mykonos (2016) y en Yorkshire Sculpture Park (2013), entre otros.

Stevi fundó en 2013 Fokidos, un espacio de artistas llevado por artistas en Atenas y también inicio el proyecto de prensa especializada en poesía en Londres denominado Friary Road House.

El año pasado la Galería Pelaires incluyó a Sofia Stevi en la exposición colectiva Cadmio Limón y expuso su trabajo junto a otras nueve artistas internacionales. Desde 2020, Sofia Stevi forma parte de los artistas representados por la galería.


ALAIN URRUTIA
(Bilbao, 1981. Vive y trabaja en Berlín)

Conticinio es la primera exposición del artista en Mallorca. Su trabajo analiza nuevas lecturas de imágenes pre-existente, fragmentando y reconstruyendo la realidad de las mismas, eliminándoles su propia historia a través de la pintura; un juego de sombras en el que a través de capas en blanco y negro y de recursos como el reencuadre y la ocultación se destacan algunos detalles para producir imágenes con cierto grado de misterio. Urrutia va a exponer una serie de 10 pinturas en blanco y negro, todas ellas de pequeño formato.

Graduado por la Universidad del País Vasco y la Academia de Brera de Milan en 2004, ha realizado residencias en el extranjero en el MA Studio de Beijing (2011) o en Rogeland Art Centre de Stavanger (Noruega, 2008) entre otras. Ha expuesto su trabajo en centros de arte internacionales que incluyen el Boston Centre for the Arts, CA2M Madrid, Artium Vitoria y el Museo Guggenheim de Bilbao como parte de las actividades de su 15 aniversario.