Tide Marks, primera exposición de Prudencio Irazábal en Pelaires